Plasma rico en plaquetas

Medicina estética

Tratamientos estéticos faciales mínimamente invasivos

Plasma rico en plaquetas

El tratamiento de bioestimulación con plasma rico en plaquetas consiste en la aplicación intradérmica de un concentrado de proteínas bioactivas, factores de crecimiento y células madre periféricas, obtenido del plasma del propio paciente.

El plasma se obtiene de la siguiente manera. Se extrae una muestra de sangre del paciente mediante venopunción en el brazo, igual que en una analitica habitual. Inmediatamente después de la extracción, la sangre es centrifugada en base a unos protocolos bien establecidos por la comunidad científica. Con la centrifugación se produce la separación del plasma (fracción líquida) del resto de la sangre.

Una vez separado el plasma – rico en plaquetas – se vuelve a inyectar al paciente por medio de mesoterapia (microinyecciones intradérmicas) o infiltraciones (inyecciones en tejido celular subcutáneo). O con dispositivo dermapen en caso del rostro, evitando la formación de hematomas y proporcionando una homogénea distribución.

Estas plaquetas inyectadas a través del plasma activan las funciones anabólicas del fibroblasto haciendo que este produzca colágeno, elastina y acido hialurónico.

Beneficio.

El plasma obtenido por centrifugación se puede inyectar en cualquier tipo de tejido cutáneo.

No existe intolerancia ni rechazo pues se trata de una parte de la sangre del propio paciente, no existen reacciones
adversas ni efectos tóxicos o alergizantes. Sólo puede aparecer algún pequeño hematoma porque es una técnica que se
realiza mediante micropunciones.

Aplicado para el rejuvenecimiento facial, se obtiene un aumento del tono y la tersura de la piel, de la luminosidad, la
firmeza y la elasticidad; e incrementa su efecto reparador.

Es un tratamiento con efecto gradual, notándose ya los efectos a las dos o tres semanas. A medida que pasa el tiempo
hay una mejoría de aspecto.

Una sesión puede ser suficiente para ayudar a la piel al proceso reparador, aunque se recomienda realizar un
tratamiento completo que consta de dos a tres sesiones anuales.

La técnica se puede combinar con otros tratamientos dermoestéticos.

Abrir chat
Para consultas o solicitar turnos.